jueves, 14 de octubre de 2010

PCAL-BURGOS PROPONE CREAR UN CONSORCIO PROVINCIAL DEL AGUA, COMO ALTERNATIVA A LOS PROBLEMAS DE ABASTECIMIENTO Y DEPURACION EN MUCHAS LOCALIDADES


La Agrupación burgalesa de la formación castellanista PARTIDO DE CASTILLA Y LEON (PCAL-Burgos), denuncia la lamentable situación en la que se encuentran muchos de los abastecimientos de agua potable en la provincial de Burgos, así como la mayoría de los sistemas de depuración de aguas residuales en los municipios de la provincia de Burgos, para resolver lo cual propone la constitución de un Consorcio Provincial del Agua, similar al existente Consorcio Provincial de Residuos, para garantizar un abastecimiento de agua potable y una depuración correcta de las aguas residuales en los 370 municipios burgaleses.

Para los castellanistas burgaleses, los hechos son rotundos y contundentes: el sistema por el cual cada municipio debe responsabilizarse de la gestión de sus aguas de abastecimiento y de sus aguas residuales, no funciona adecuadamente en gran parte de la provincia, ya que no esta adaptado a la realidad de muchos pequeños municipios disperses, se están derrochando recursos económicos en exceso, se presta un servicio de mala calidad en los pueblos, y no se esta en condiciones de cumplir la estricta normativa que establece la Directiva Marco de Aguas de la Unión Europea.

Así, el PARTIDO DE CASTILLA Y LEON (PCAL-Burgos) pone en evidencia que mas de la mitad, casi 200, de los Ayuntamientos de la Provincia tienen serios problemas de Abastecimiento de Agua Potable, sea en cantidad, en calidad o por cuestiones estacionales, lo que afecta a cerca de 100.000 habitantes. Igualmente, la práctica totalidad de los 371 Ayuntamientos de la Provincia tienen graves problemas con la depuración de sus Aguas Residuales (incluyendo los tres más importantes: Aranda, Miranda y Burgos). Sin embargo, la situación más grave se da en un centenar de municipios (que suman unos 40.000 habitantes) que distribuyen agua potable que no cumple con alguno de los requisitos de calidad que exige la legislación.

Los castellanistas del PCAL-Burgos entienden que la mayor parte de los municipios burgaleses no tiene capacidad técnica ni suficiencia financiera, para gestionar de forma completa, y con total eficiencia y calidad su ciclo del agua. Ello implica que los abastecimientos son muchas veces insuficientes, la calidad del agua mala, los controles periódicos arbitrarios, las depuradoras no funcionan, la desinfección y cloración es irregular, las redes de distribución obsoletos y con muchas perdidas... todo ello a pesar de que en los últimos veinte anos se han realizado inversiones multimillonarias, equivalentes a 500 millones de euros en toda la provincia, que en muchos casos no han servido para nada, aportadas por la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial, el Gobierno Central y los propios municipios).

Desde el PARTIDO DE CASTILLA Y LEÓN (PCAL-Burgos) se reclama a la Junta de Castilla y León y a la Diputación Provincial, que constituyan inmediatamente un Consorcio Provincial del Agua, que incluya a la totalidad de los municipios de la provincia y que asuma las funciones de asegurar el abastecimiento de agua de calidad y de depurar las aguas residuales urbanas. Ello permitiría optimizar las infraestructuras actualmente existentes y las inversiones realizadas, mejorar los controles de calidad, garantizar la inexistencia de vertidos no tratados, dotar de racionalidad la gestión del agua y asegurar que este servicio público ciudadano se preste en las mejores condiciones.

Las provincias donde mejor se gestiona el ciclo integral del agua se han dotado de consorcios o empresas públicas que asumen o toda la gestión del agua en su provincial, o en amplias comarcas de las mismas. Así ocurre con el Consorcio de Aguas Bilbao-Vizcaya, el Canal de Isabel II en Madrid, la Mancomunidad de Aguas de la Comarca de Pamplona (50 municipios), o los Consorcios de Aguas de Guipuzcoa, Tarragona, Asturias... Incluso en algunos lugares como La Rioja existe un Consorcio Provincial de Aguas y de Residuos, opción que podría ser interesante en el caso de la provincial de Burgos.

Para PCAL-Burgos, sólo la creación de un Consorcio Provincial de Aguas en la Provincia de Burgos nos permitirá Cumplir la Directiva Marco de Aguas, que entre otros aspectos exige un Tratamiento secundario para poblaciones con mas de 2000 hab/equiv, o que se realicen vertidos en zonas sensibles (algo que por ejemplo en Burgos se esta permitiendo en los Parques Naturales de Ojo Güarena o el Cañón del Río Lobos, entre otros Espacios Naturales de la Red Natura 2000). Así mismo este sistema, permitirá rentabilizar mayor las inversiones, y poder ejercer mayor presión para obtener la financiación de infraestructuras a la Confederaciones Hidrográficas, al Ministerio, a la junta de Castilla y León o a la Unión Europea.

Finalmente los castellanistas burgaleses lamentan que la querencia caciquil del actual equipo de gobierno de la Diputación Provincial, que preside Vicente Orden Vigara, prefiera un sistema deficiente de aguas en la mayoría de los pueblos, para poder controlar de forma partidista las subvenciones que de forma cicatera y con total ausencia de criterio técnico limosnea.