martes, 1 de abril de 2008

EL AYUNTAMIENTO DE BURGOS DEBE CORREGIR VARIAS ACTUACIONES ERRÓNEAS EN MATERIA DE URBANISMO

Últimamente, el ejecutivo local que preside el alcalde del PP, Juan Carlos Aparicio, está incrementado sus políticas erróneas en materia de urbanismo. Así, los castellanistas han solicitado al equipo de gobierno del PP en la “Cabeza de Castilla”, que paralice la construcción de un edificio municipal en la Llana de Afuera, en pleno centro histórico y a escasa decenas de metros de la Catedral de Burgos y del tramo urbano del Camino de Santiago; también TIERRA COMUNERA (TC), ha insistido a Aparicio para que renegocie el Convenio del Desvío Ferroviario, que está gravando las finanzas municipales, al cargar exclusivamente sobre el Ayuntamiento todo el sobre coste que supere los 19.000 millones de pesetas. Finalmente, y dentro de sus propuestas para facilitar el acceso a la vivienda en Burgos, los castellanistas reclaman que en los terrenos del acuartelamiento “Capitán Mayoral” que va a liberar Defensa, todas las viviendas que se promuevan sean de Protección Oficial, con precio tasado.

Así, la Agrupación Provincial en Burgos de la formación castellanista TIERRA COMUNERA (TC) ha reclamado al alcalde de Burgos que paralice las pretensiones del consistorio burgalés de construir un edificio municipal, al servicio de la Concejalía de juventud, en la Llana de Afuera, en pleno centro histórico burgalés y a escasas decenas de metros de la catedral de Burgos y del Camino de Santiago.

Los castellanistas estiman, con un criterio acertado, que esta actuación es innecesaria y se va a acometer en un espacio especialmente sensible del entorno urbano de Burgos afectando negativamente a dos ámbitos declarados Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, como la catedral de Burgos y la ruta Jacobea, y que además supone incrementar la densidad edificatoria en el Centro Histórico burgalés a costa de los espacios libres y de uso cotidiano por parte de los vecinos y visitantes de la ciudad, como es la plaza de la Llana de Afuera.

Desde TIERRA COMUNERA (TC) confían en que el Consistorio burgalés rectifiques esta errónea decisión, y no descartan denunciar esta nueva edificación a los responsables en materia de Patrimonio Histórico de ICOMOS, la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Cultura o la misma Unión Europea.

Por otro lado, la Agrupación Provincial en Burgos de la formación castellanista TIERRA COMUNERA (TC) reclama al alcalde de Burgos que inicie las actuaciones tendentes a declarar como lesivo para los intereses de la ciudad de Burgos, el Convenio del Desvío Ferroviario, en aquellos apartados económicos que prescriben que el Consistorio Burgalés acometerá en solitario la financiación de los sobrecostes de esta infraestructura ferroviaria de interés nacional, que superen los 19.000 millones de pesetas (114 millones de euros).

Los comuneros burgaleses estiman que el Convenio de Financiación del Desvío Ferroviario, votado favorablemente en Pleno por los grupos municipales del PSOE y del PP en el Ayuntamiento burgalés en 1998, está actuando como una losa que limita las posibilidades inversoras el consistorio burgalés. Así, el Ayuntamiento de Burgos ya ha costeado, además de la parte que le ha correspondido en los 19.000 millones de euros establecidos en el citado convenio, 100 millones de euros adicionales. TIERRA COMUNERA (TC) reclama que el Ayuntamiento burgalés no pague ni un solo euro más (el Consorcio que gestiona financieramente el Desvío reclama ahora casi 9 millones de euros adicionales al consistorio de Burgos), y que declare lesivo en pleno el citado convenio, ya que todos los sobrecostes actuales de esta infraestructura ferroviaria se deben a modificaciones del proyecto inicial achacables exclusivamente el Ministerio de Fomento, y no a la necesidad del desvío por parte de la sociedad burgalesa.

A juicio de TIERRA COMUNERA (TC) tanto Olivares como Aparicio han demostrado ser más serviles a las necesidades de sus partidos que a los ciudadanos de Burgos, defendiendo los intereses del Gobierno Central, cuando allí mandan sus respectivos partidos, por encima de lo que es justo para con la ciudad de Burgos. Los castellanistas reclaman a los máximos responsables del PP y del PSOE en el Ayuntamiento de Burgos para que actúen al unísono frente al Ministerio de Fomento, defendiendo los intereses de la ciudad de Burgos, y rectificando un error que sus respectivos partidos llevan manteniendo durante diez años.

Finalmente, y en lo que a política de vivienda se refiere, la Agrupación Provincial en Burgos de la formación castellanista TIERRA COMUNERA (TC) solicita al Ayuntamiento de Burgos y al Ministerio de Defensa que lleguen a un acuerdo para que la totalidad de las viviendas que se construirán en los terrenos que Defensa posee en las traseras de la antigua Academia de Ingenieros y acuartelamiento “Capitán Mayoral” sean Viviendas de Protección Oficial (VPO).

La formación castellanista burgalesa considera que las pretensiones del Ministerio de Defensa, avaladas por el Convenio firmado en su día por el Ayuntamiento de Burgos, de construir 350 viviendas en los terrenos del Ministerio de Defensa en el entorno de la antigua Academia de Ingenieros, de las que solo entre el 30 y el 50% serán VPO’s es un hecho intolerable para la ciudad de Burgos.

Los castellanistas estiman que el Ministerio de Defensa ya ha obtenido en la última década, numerosas plusvalías, con las subastas de terrenos, que en su día fueron cedidos gratuitamente por el Ayuntamiento de Burgos, como los de los Chalets de Aviación en Gamonal o los del Acuartelamiento del Dos de Mayo, que proporcionaron al Gobierno Central decenas de miles de millones de pesetas, y contribuyeron a alimentar la espiral especulativa del suelo en Burgos y el incremento del precio de la vivienda en la capital castellana. Así mismo, desde TIERRA COMUNERA (TC) valoran negativamente que el Ministerio de Vivienda, con cuatro años de trayectoria, todavía no haya realizado ninguna actuación específica en Burgos de promoción de vivienda pública, cuando Burgos ha sido extraordinariamente solidaria con el Gobierno Central en esta materia.

TIERRA COMUNERA (TC) exige al PP y al PSOE, que monopolizan respectivamente el gobierno en el Ayuntamiento de Burgos y en el Gobierno de España, que sean sensibles a estas reclamaciones de la sociedad burgalesa y modifiquen el citado Convenio de Defensa, habilitando que la totalidad de las 350 viviendas de la Academia de Artillería lo sean de VPO’s y que su adjudicación se realice a los burgaleses solicitantes por criterios públicos, objetivos y transparentes.